Abde, jugador del FC Barcelona cedido en el Osasuna, se muestra optimista de cara al partido contra España: «Confiamos en nosotros, pensamos que podemos ganarle a cualquier equipo. Esforzándonos, trabajando duro y si dios está de nuestra parte, camiseta seleccion española ganaremos». Víctor Romero, enviado especial a Qatar, se muestra cauto antes del partido de España en octavos de final: «Marruecos tiene mucho que ganar y poco que perder, camiseta de españa no tiene la misma presión que España. No quería ver ni en pintura a la selección africana». Jugadores demasiado adolescentes para interpretar un carácter y demasiado mediocres para que las pupilas se camiseta de españa equipacion seleccion española dilaten. Uruguay terminó perdiendo 0-2 en un partido donde el equipo charrúa fue netamente superado; el equipo europeo (conocido como la naranja mecánica) desplegó un excelente fútbol vistoso de pases con el balón (mientras los jugadores increíblemente intercambiaban de posiciones en la cancha) y una particular forma de presión alta hacia el rival con balón (en que al alrededor de más de 5 jugadores iban directamente sobre el jugador contrario que poseía el balón).